Tercera ampliación de Almanzor

La belleza conseguida en la segunda ampliación, llevada a cabo por Al Hakam II, ha contribuido a que a menudo la tercera ampliación de Almanzor no se haya valorado lo suficiente.  Sin embargo, a pesar de tratarse de un espacio mucho menos ornamental, no podemos pasar por alto que se trata de la materialización de los esquemas constructivos desarrollados en Al Ándalus. Su sencillez concuerda con una interpretación del Islam mucho más rígida y estricta, donde más importa la expansión del Islam, que las riquezas terrenales.

Ante la ostentación Omeya y el gusto por la presunción, Almanzor proyecta una ampliación mucho más sencilla y funcional.  A la necesidad práctica de ampliar el templo ante el incremento demográfico, se unen razones políticas. La gran obra del caudillo Muhammad ibn Abi Amir (Almanzor), manifiesta el poder de su figura. De esta manera relega a un segundo lugar la imagen del califa Hisham II.

De hecho, la tercera ampliación de Almanzor es la mayor de todas. Será una ampliación de 8 naves. En este caso hacia el este. Esto supone ampliar en 5300 metros cuadrados  el oratorio,  y la superficie del edificio en 8167 metros cuadrados. El patio se verá también ampliado, recuperando el equilibrio que concede la proporcionalidad entre oratorio y patio. Así se convertirá en la tercera Mezquita más grande del mundo islámico medieval.

Finalmente, con esta ampliación, la Mezquita de Córdoba alcanza una superficie total de 22400 metros cuadrados, que dan capacidad a 40000 fieles. Queda así solventado el problema de espacio, especialmente en la oración de los viernes. La prosperidad económica, la estabilidad del califato, la  profesionalización del ejército y la llegada de contingentes militares bereberes, suponen un aumento demográfico muy considerable para Córdoba.

Para la construcción de su ampliación, Almanzor se servirá de asalariados. Pero también de esclavos cristianos captados en las campañas militares, que el caudillo realiza en su recuperada guerra santa contra el infiel.  Dos años será el tiemplo empleado en esta ampliación comenzada en 991.

La excepcionalidad de esta tercera ampliación de Almanzor,  pasa por el hecho de realizarse hacia el este. Las dos precedentes se realizaron hacia el Sur. Varios son los motivos que lo explican.

En primer lugar, la ampliación lateral resulta una solución que concede mayor comodidad al oratorio.  Además, evita el derribo y eliminación de la esplendida macsura levantada por Al Hakam II. De haber extendido el edificio hacia el sur, hubiese significado una mezquita excesivamente larga, y oscura.  Por último, la cercanía con el rio y el aumento de desnivel  que esto conlleva, hubiese supuesto una mayor complejidad en la construcción.

Sin embargo, para llevarla a cabo, a diferencia de lo ocurrido con la Mezquita fundacional de Abd al Rahmán I, Almanzor deberá expropiar las casa contiguas, suprimir una calle e incluso derribar el pabellón oriental  de abluciones de Al Hakam II.

La solución de Almanzor pasa por respetar la Quibla, y la estructura de las ampliaciones precedentes. Al mantener la quibla de Al Hakam II, y  proyectar su extensión hacia el este con un sencillo muro, da cabida a la construcción de ventanas. Así, permite entrar la luz al enclave más profundo del templo.

Igualmente se mantiene el muro este de las construcciones anteriores, lo que ayuda a la estabilidad del edificio. De los accesos que dispusiera este sector oriental, solo se conserva una de las puertas de Al hakam II, la puerta del Tesoro, (a veces llamada Puerta del chocolate).  El resto serán tapiadas, y solo se recuperarán con los trabajos de Ricardo Velázquez Bosco, ya en el siglo XIX, con el fin de quedar expuestas.

No obstante, sobre este muro se abren once grandes huecos, en forma de arcos de herradura doble. Éstos se apoyan sobre columnas adosadas, que permiten la comunicación entre las partes antiguas y la nueva ampliación. En principio, se mantuvo la idea de Al Hakam II de separar las distintas fases constructivas mediante grandes arcos. Sin embargo, las intervenciones cristianas posteriores han alterado esta solución.

En la fachada del oratorio hacia el Patio de los Naranjos, aunque se reduce la nobleza y suntuosidad, se respeta el estilo y trazado del muro de refuerzo. Con él, Abd al Rahmán III, contrarresta el empuje que el edificio, especialmente el que la segunda ampliación de Abd al Rahmán II ejerce hacia el Norte.  No se construye un doble muro como el ya existente. Sin embargo, el espacio disponible  se aprovecha mediante una doble arcada para cuadrar la planta del edificio, permitiendo así la alineación con los fustes de la mezquita fundacional.

Sin embargo, las columnas en este espacio, carecen de basa. La excepción la encontramos en los arcos de la fachada al patio, en los arcos abiertos en la fachada oriental, y en los arcos transversales que continúan los de Al-Hakam II.  Así mismo, los fustes no presentan el contraste de la ampliación anterior. Casi todos son de mármol gris, casi negro.

Se añadieron en total 342 columnas, con sus capiteles corintios y compuestos, sin un orden estricto. De ellas, 44 corresponden a la fachada del oratorio, 32 al muro divisorio entre la ampliación de Almanzor y la Mezquita precedente. Las 266 restantes corresponden a la sala de oración. Los arcos que soportan, se conforman por completo de dovelas de piedra enlucidas.

Aparecen multitud de nombres esculpidos en fustes, capiteles, y cimacios, dejando así constancia de los canteros que trabajaron en la obra. Ninguna de estas señas hace referencia al sahid al-surta de Córdoba, Abd Allah ben Sa´id ben Muhammad ben Batri, maestro de la obra.

Podemos apreciar en este enclave de la Mezquita, la solución adoptada en el siglo XVIII, que modifica la techumbre. El anterior artesonado que cubría por completo el templo, se sustituye por las bóvedas de yeso que hoy se mantienen sólo en la tercera ampliación de Almanzor.

La amplia sala de oración recibía la luz natural que entraba por los arcos que abren al patio, y por las ventanas abiertas en las cúpulas del Mihrab y el muro sur.  Existían igualmente vanos con celosías en los muros oriental y occidental. No obstante, estas aperturas eran pequeñas y la iluminación insuficiente, especialmente en celebraciones nocturnas de Ramadán  y en la época invernal.

Es por ello que se dota al edificio de iluminación artificial, que en tiempos de Almanzor, según referencias de Ibn Baskuwal, cuenta con un total de 224 lámparas. Es decir, unas once por cada nave, sin considerar las lámparas mayores que se ubicaban bajo las cúpulas. La composición actual ha tratado de ser respetuosa con este orden anterior a la hora de colocar las lámparas eléctricas actuales.

Ante el peligro para la estabilidad del edificio que suponía un techo de madera, que se deteriora por el tiempo y la humedad, así como el riesgo que supone una iluminación con velas y lámparas de aceite, se opta por la eliminación de todo el artesonado. Éste, se sustituye a principios del siglo XVIII, por  bóvedas encamonadas, y dotadas de lucernarios. Será a final del siglo XIX, cuando Ricardo Velázquez Bosco desmonte las bóvedas del resto del templo. Se comienza así la recuperación de un nuevo artesonado, pero conserva las bóvedas de yeso en la tercera ampliación de Almanzor.

Para visitar la Mezquita-CatedralMedina Azahara o cualquiera de los lugares de interés, consulte nuestras visitas guiadas y tours, o si lo prefiere opte por un guía privado. Nos gusta Córdoba. Le gustará a usted.

Artículos relacionados: Emires y Califas Omeyas,          Mezquita fundacional,     Ampliaciones de la Mezquita,   Omeyas Abd al Rahman I,       Abd al Rahman I el emigrado,     Abd al Rahman IIUna luz propia,        Mezquita fundacional,        Hisham I,         Alminar y patio de Hisham I,       Ampliación de Abd al Rahman II,    Al Hakam II, Ampliación Al hakam II

 

Texto: Nacho Calero. Amedina Córdoba         

Tercera Ampliación de Almanzor

Ampliación Almanzor Mezquita
ampliación Almanzor 3
Ampliación Almanzor 2
ampliación Almanzor 5
Ampliación Almanzor 1
ampliación Almanzor 4
ampliación Almanzor 8
ampliación Almanzor 6
ampliacion almanzor 9
ampliación Almanzor 7 patio
tercera ampliación (2)
puertas recuperadas en la ampliación Almanzor
Tercera ampliación
tercera ampliación (3)
Ampliación Almanzor Mezquita ampliación Almanzor 3 Ampliación Almanzor 2 ampliación Almanzor 5 Ampliación Almanzor 1 ampliación Almanzor 4 ampliación Almanzor 8 ampliación Almanzor 6 ampliacion almanzor 9 ampliación Almanzor 7 patio tercera ampliación (2) puertas recuperadas en la ampliación Almanzor Tercera ampliación tercera ampliación (3)
phonelink