La Sinagoga de Córdoba

Lugar de convivencia, de encuentro,  cómo define el término original, para la religión, la enseñanza, la ley, y la tradición hebrea. En su acepción griega synagogué refiere tanto a la reunión, como al lugar donde esta se lleva a cabo. En hebreo “kenest”(reunión) ó  bet ha-kenéset (casa de reunión). Actualmente es el lugar físico donde materializar la costumbre, que engloba al común de una religión.

En la ciudad de Córdoba, en pleno corazón de la judería, encontramos la Sinagoga de Córdoba. Edificio casi discreto en su fachada, que veremos  al andar por la calle judíos. Una solemne puerta de madera y fachada blanca, dan acceso a un enclave recogido, que apenas puede contener toda su historia.

La Sinagoga de Córdoba es una sala de unos 40 metros cuadrados, a la que se accede a través de un patio y un vestíbulo. Así como determina el Talmud de Babilonia, no se accede directamente a una sinagoga desde la calle. De hecho, el patio de apenas de 5,80 metros de largo por 4,20 de ancho, es un tránsito del bullicio exterior,  al recogimiento interno. De esta manera, quedan atrás las preocupaciones y pensamientos del mundo exterior antes de entrar al lugar sagrado. Dicho patio estructura  el edificio y su uso, como Oratorio, y  escuela talmúdica. Pues la sinagoga como lugar de encuentro será el lugar donde transmitir y debatir la tradición hebrea. Labor llevada a cabo principalmente por el rabino. Es habitual que sus dependencias se encuentren anexas.

Construida por Isaac Moheb entre 1314 y 1315, según dice la inscripción hallada en 1884, en el muro Este.

 “Santuario en miniatrura y morada del Testimonio que terminó  Isaac Mohed, hijo del señor Efraim Waddawa. (edificado) el año setenta y cinco. Presta atención, oh Dios y apresúrate a reconstruir Jerusalem”.

Sinagoga de Córdoba

Siendo este muro el que con su orientación hacia Jerusalén, marca el sentido y orden de las actividades propias de una Sinagoga.

Es por ello que en el muro Este hallamos un tabernáculo  denominado Hejal destinado a la Torá. Pues según reza el Talmud:

    “Los que se encuentran fuera de la tierra de Israel deben volver su corazón hacia la tierra de Israel;”

De esta manera, la sala de oración está orientada al Este, y en este muro veremos una cámara de 2,80 metros de ancho, destinado a la guarda del Hejal ó Arón ha-kódesh, arca sagrada donde se guardan los rollos de la Torá ó Pentateuco.

Sinagoga de Córdoba

En el muro opuesto, el espacio que se crea bajo el arco, “Bimah” fue un púlpito donde se leyeran las sagradas escrituras. No obstante, hoy aún es visible en este lugar una cruz cristiana, vestigio de la época en la que el edificio fue utilizado como capilla, en advocación de san Crispín, y San Crispiano, patronos del gremio de los zapateros y curtidores. A partir de que dejara de usarse como sinagoga en 1492, el edificio ha tenido otros usos como Hospital, escuela de párvulos, y capilla. Actualmente es Monumento Nacional (desde 1885), el segundo más visitado de la ciudad con casi 600.000 visitas anuales. Y pocas ciudades cuentan con Sinagoga, Catedral y Mezquita, con  tanta historia contenida.

 

En el vestíbulo encontramos el acceso a la Galería o Tribuna de mujeres, que con tres balconcillos componen el muro Sur. Desde la sala de oración se ven como tres arcos, dos de medio punto, el central adintelado, enmarcados en un alfiz que perdiera sus decorativas inscripciones. Todo queda cubierto de densas yeserías con leyendas hebraicas, recogidas del Libro de los Salmos, lacerías con estrellas de cuatro, seis y ocho puntas.  Finalmente, geometría y decoración vegetal terminan de motivar la decoración de esta sinagoga mudéjar. En realidad todos estos motivos estuvieron  policromadas con dorados, blancos, azules, rojos, negros ,y que se extienden sobre los otros muros.

Sinagoga de CórdobaIgualmente, el muro norte también queda cubierto por decoraciones labradas de yesería, formando estrellas, motivos vegetales y epigrafía hebrea.  Las  cinco ventanas superiores de este muro, y otras cinco en el muro sur están todos abiertas y dan el mayor aporte de luz a la sala de oración. Además, otros cinco arcos encontramos en el muro oeste, pero tres están cegados. Debido a que el Talmud prohíbe el rezo en un lugar sin ventanas, y la halajá, ó jurisprudencia judía, establece en doce, en referencia a las tribus de Israel, como el numero de ventanas en una sinagoga.

El monumento está incluido en la “Red de Juderías de España”. Ésta asociación pública sin ánimo de lucro en pro de la defensa del patrimonio urbanístico, arquitectónico, histórico, artístico y cultural del legado sefardí en España, a su vez está vinculada a un proyecto de mayor alcance, el “Itinerario Europeo del Patrimonio Judío”.

Si quiere una experiencia de Córdoba única, el equipo de Amedina Córdoba, estará siempre dispuesto. Consulte nuestras visitas guiadas y tours, o si lo prefiere opte por un guía privado. Nos gusta Córdoba. Le gustará a usted.

Texto

Nacho Calero

INFORMACIÓN, HORARIOS Y TARIFAS

Dirección CORDOBA Calle Judíos, 20, Córdoba 14004

TLF: 957 74 90 15  – 957 20 29 28

HORARIO  Lunes   09:00‐21:00  Cerrado(Monday Closed)    Julio y Agosto 9:00‐15:00

TARIFA       Gratis  C.E.     0,30€  No CE

Sinagoga

Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba
Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba Sinagoga de Córdoba

 

phonelink
whatsapp