PUERTA DE SAN ILDEFONSO

La puerta de San Ildefonso se ubicada en el muro occidental de la Mezquita Catedral, entre la Puerta del Postigo de palacio y la puerta en altura del Sabat. Es una de las más hermosas del muro. Quizá al estar oculta desde 1741 hasta 1900, por un edificio adosado, ha podido conservar parte de sus elementos, arquitectónicos y ornamentales, como se dispusieron en su origen.

Perteneciente a la segunda ampliación del edificio, realizada  por el segundo califa y príncipe de los creyentes de al-Andalus. Al-Hakam II extendió el edificio hacia el sur , y sus puertas encontraron más cercano el sonido del río. En el muro occidental de la Mezquita, queda escrita en forma de sillares la historia del edificio. Sus motivos ornamentales y la evolución de sus arcos, sirven de descarga y engrandecen los vanos adintelados de sus puertas. Finalmente, al encontrarnos en la última de estas puertas-fachadas del costado de poniente, apreciamos un arte que ha crecido y madurado desde el inicio de su lado más al norte. Desde Abd al-Rahman I hasta Al-Hakam II, siete emires y dos califas, han creado un lenguaje propio de sólidas palabras, que mezcla lo lejano, con lo que siempre estuvo.

Con una estructura tripartita, su parte central conserva de original: las jambas e impostas, y toda la ornamentación que adorna las dovelas del dintel. Asimismo, la decoración del tímpano y las ménsulas del arco, toda la decoración del alfiz que lo enmarca, excepto la inscripción de la cartela en caracteres cúficos:

En el nombre de Allah, el santo. Mandó el rey Alfonso XIII -¡Allah le fortalezca y ayude!- al Ministro Lorenzo Domínguez Pascual la restauración de la fachada de esta puerta, y se hizo bajo la dirección del arquitecto Ricardo Velázquez Bosco, y se terminó con el Auxilio de Allah en el año cuatro y novecientos y  mil del Mesías”   Aquí los trabajos de restauración incluyeron los arcos ciegos entrecruzados, su ornamentación e inscripción.

Sus dos calles laterales conservan originales: los vanos ciegos adintelados, así como las dovelas que los decoran. Igualmente las molduras a modo de impostas, y el dintel que sobre ellas descansa , junto con sus dos modillones. Además de las columnitas, los arcos pentalobulados, y la cenefa de su trasdós. Finalmente, es original también y remata esta composición lateral el alfiz, que enmarca a sus albanegas con rosetones ornamentados. Las celosías de las ventanitas seguramente también fueran renovadas

Mientras, el andén para acceder a la puerta ha sufrido reformas. Los escalones que permiten bajar de esta puerta, se hicieron con motivo de la restauración de la misma. Mientras que el pavimento y los escalones inferiores se construyeron  en 1985.

De hecho, el muro occidental de la Mezquita Catedral de Córdoba no solo protege el edificio y el patio. También custodia una evolución histórica y artística. Debido a la última ampliación de la Mezquita llevada a cabo por Almanzor, este destruyó el muro oriental, del que quedan arcos insertados en dicha ampliación. El muro occidental en cambio se convierte en la prueba material de la evolución artística de Al-Andalus, en su período emiral y califal. Como consecuencia, al ser esta la última de las puertas fachadas de este muro, (sin contar con la del sabat que era un acceso sólo para el califa y su familia), resume su trayectoria, sus añadidos cristianos y sus restauraciones .

Si está pensando visitar la Mezquita de Córdoba, o si quiere una experiencia de Córdoba única, el equipo de Amedina Córdoba, estará siempre dispuesto. Consulte nuestra visita guiada a la Mezquita tours en Córdoba, o si lo prefiere opte por un guía privado. Nos gusta Córdoba. Le gustará a usted.

Texto: Mar Carmona Balboa

Puerta de San Ildefonso

Puerta de San Ildefonso
Puerta de San Ildefonso
Puerta de San Ildefonso
Puerta de San Ildefonso
Puerta de San Ildefonso
Puerta de San Ildefonso Puerta de San Ildefonso Puerta de San Ildefonso Puerta de San Ildefonso Puerta de San Ildefonso
phonelink