El Palacio de Viana

El Palacio de Viana, en el popular barrio de Santa Marina, es un perfecto ejemplo de arquitectura nobiliaria cordobesa,  sin perder el origen popular de los patios. Este elemento, de tanto peso en la arquitectura cordobesa, adquiere en Viana un papel destacado.  El palacio y sus patios, van aumentando al ritmo de los títulos nobiliarios de sus dueños.

La antigua residencia de los marqueses de Viana, fue declarada Bien de interés cultural en 1983, dos años después de su apertura al público. Tras los intentos de venta de la III marquesa en varias ocasiones, los cordobeses muestran su malestar con la aparición en prensa francesa, del anuncio de venta del  preciado bien cordobés, reclamándolo como propio.  Finalmente en  1980 se acuerda la adquisición por parte de la caja provincial de Córdoba,  ahora Cajasur,  del palacio, con sus obras de arte, y posteriormente el Archivo Histórico. Después de cinco siglos en la ciudad, el palacio se abre a los cordobeses, y a sus visitantes.

Su fachada principal, atribuida por muchos autores a Juan de Ochoa, que ha dejado de utilizarse como entrada para la protección arquitectónica, accede al patio de recibo por una de sus esquinas. Tiene amplitud suficiente para recibir los carruajes, en los días más destacados del palacio. Ahora se accede por la puerta contigua, una cancela que da nombre al patio. Se abre de nuevo como una entrada principal, pues este espació cuando perteneció a las casas de la familia Torres Cabrera, funcionaba como  su acceso destacado, permitiendo espacio para carruajes.  Podemos ver  que el  antiguo abrevadero, hoy alberga papiros y helechos. En el siglo XIX el aún marques de Villaseca, permuta con la familia Torres Cabrera a cambio de un cortijo, las casas anexas al palacio, con sus patios. Entre ellos éste, que deja de ser destinado a la recepción.

Hoy vuelve a tomar esa función y marca la bienvenida al visitante, que comienza aquí una visita estructurada en dos partes. Un recorrido por sus doce patios, y la visita al palacio. Esta última recrea una “casa vivida”. A través de sus principales salones, como el salón del mosaico, de las firmas, o de Tobías, y salas, como la de la vitrina, el visitante se hace una idea de la vida cotidiana en palacio de señores y sirvientes.

Los diversos momentos en los que crece el palacio, y la arquitectura de los edificios añadidos, conceden a l Palacio de Viana una amplia variedad en la estructura, funcionalidad, y aspectos de sus patios. A la misma vez, las dependencias del edificio van constatando, la evolución familiar de los propietarios, cuyo poder se va exponiendo en los distintos salones.

Desde su inicio con el señorío de Villaseca, que desde 1492 ostenta la familia de Figueroa y Córdoba, en la figura de Don Gómez Suárez, veinticuatro de Córdoba, el mayorazgo va incrementando en poderío y estatus. A los cuatro señores de Villaseca, le suceden siete marqueses.  Pero a mediados del siglo XVIII, el matrimonio de la marquesa Ana Rafaela Fernández de Mesa y Argote,  con Fernando Cabrera Gómez, conde de Villanueva de Cárdenas, une marquesado y condado, dando inicio a una nueva era en la historia del palacio. También se unirán las casas de Los Cabrera al palacio, en una importante transformación durante el siglo XVIII, que habilita dependencias para el rico Archivo histórico, con su correspondiente patio. Así mismo se remodela el patio de la Madama.

El marquesado de de Villaseca se une al de Viana. Lo hace mediante el matrimonio en segundas nupcias de Maria del Carmen de Barradas y Bernuy, con el hijo del Duque de Rivas, Teobaldo Saavedra y Cueto. El afamado escritor cordobés, primer marqués de Viana, tampoco tiene descendencia y su sobrino, José Saavedra y Salamanca, heredera el marquesado, el palacio, y muchas otras posesiones y títulos.

Tres marqueses de Viana han vivido en esta residencia, dotando al palacio con encuentros históricos y regios, que contribuyen a darle al palacio ese carácter referente de la aristocracia y la clase nobiliaria en Córdoba.

Finalmente en 1980, la marquesa de Viana, luego de haber enriquecido el palacio con la rica colección artística procedente de su palacio en Madrid, lo vende a la Caja Provincial de Córdoba, incluyendo el importante archivo histórico, qué al poco tiempo, lo pone en valor.  En 1981 fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional y Jardín Histórico Artístico en 1983.  El Palacio de Viana actualmente está gestionado por la Fundación Cajasur.

Patios del Palacio de Viana

El elenco de patios que dispone el palacio son resultado de las sucesivas ampliaciones y modificaciones de éste, y de la función que dentro del propio palacio tenía cada uno de ellos. Aún presente el matiz más popular de los patios cordobeses, como el patio de los gatos, encontramos otros que denotan la nobleza del lugar. Desde el barroco patio del Archivo, pasando por el de recibo, o de la cancela, los patios nobles se encuentran a pocos metros de los más pintorescos y funcionales,  convirtiendo el recorrido por sus doce patios en un deleite sensorial.

Los patios:

Patio de recibo, Patio de los gatos, Patio de los naranjos, Patio de las rejas, Patio de la madama, El Jardín, Patio de la alberca, Patio del pozo, Patio de los jardineros, Patio de la capilla, Patio del archivo, Patio de la cancela

Si quiere una experiencia de Córdoba única, el equipo de Amedina Córdoba, estará siempre dispuesto. Consulte nuestras visitas guiadas y tours, o si lo prefiere opte por un guía privado. Nos gusta Córdoba. Le gustará a usted.

Texto  N.C.C.  Amedina Córdoba

                                     

INFORMACIÓN HORARIOS Y TARIFAS

Plaza de Don Gome 2 14001, CÓRDOBA

+34 957 496 741

info@palaciodeviana.com

http://www.palaciodeviana.com/

Horarios

INVIERNO

Desde el día 1 de septiembre, de martes a sábado de 10 a 19 horas. Domingos de 10 a 15 horas. Lunes cerrado. Consultar festivos.

VERANO

Julio y agosto de 9,00 a 15,00 h. de martes a domingo. Lunes cerrado. Consultar festivos.

Tarifas

Visita Combinada 10€

Colección de patios 6€

Palacio y sus colecciones 6 €

Los miércoles se visita gratis de 14 a 17 horas (las visitas guiadas al interior del palacio tienen aforo limitado)

Translate »
phonelink
whatsapp