ESCULTURA DE IBN HAZM

Encontramos la escultura de Ibn Hazm ne el extremo occidental del recinto amurallado del Alcázar viejo. Junto a la Puerta de Sevilla, al alado de sus arcos, se encuentra la obra que el escultor Amadeo Ruiz Olmos, realizara para homenajear al poeta Ibn Hazam. La inauguración del monumento, tuvo lugar el 12 de mayo de 1963, coincidiendo con el patrocinio, por parte del Ayuntamiento de Córdoba, bajo el alcalde Antonio Guzmán Reina, del certamen de poesía árabe. Sobre un sencillo pedestal de piedra, se encuentra el personaje, de bulto redondo, y con un libro en su mano izquierda, deja constancia de su labor como escritor. Su turbante, en cambio,  representa su sabiduría.

No hay ningún documento, en el cual, esté escrito que naciera en Córdoba, pero la lógica hace pensar que así lo hiciera. Su padre estaba establecido en esta ciudad en el momento de su nacimiento. Corría el año 994, su padre ejercía un puesto importante en la administración del Estado de los Omeyas. Esto le permite recibir una formación completa en todos los campos de la ciencia árabe, la teología, las matemáticas y la jurisprudencia. Gran influencia tuvo que tener su paso por el harem, ese círculo hermético de esclavas, mujeres que sin duda intervendrían en la formación de su vida interior. Su familia procedía de raíces cristianas, siendo el último de ellos el padre de su abuelo. Este hecho hace que él modifique su propia genealogía, encontrando unión incluso con el mismísimo Profeta.

El marco idílico de su infancia sin duda se vería quebrado en el devenir de su juventud. Al-Andalus se desintegraba. La densidad demográfica era desigualitaria, en la comunidad islámica, no más del siete por ciento era árabe, una minoría que tenía el poder efectivo sobre una mayoría bereber, que suponía más del noventa por ciento. La muerte de Almanzor en Medinaceli en 1002, supuso una desintegración del Estado. Esa arabidad profunda que representaban los Omeyas, era suplantada por una imposición bereber que culminaría con la llegada de los imperios almorávides y almohades venidos del norte de África, acabando con los reinos de Taifas.

En este escenario inicia Ibn Hazm su actividad cultural, marcando el modo en que concibió su propia vida. Pro omeya y antibereber. Ferviente partidario de una escuela jurídica-teológica adversa a la que predominaba en Al-Andalus. Estos hechos le obligaron a encontrarse continuamente entre el exilio y la prisión. Sus destierros los pasó a lo largo del Al-Andalus; Valencia, Almería y Murcia por ejemplo.  Constantemente desarrolló su capacidad intelectual. Era un hombre intransigente y eran famosas sus polémicas cuando defendía sus posturas. Autor de más de cien obras. Filósofo, teólogo, historiador, narrador y poeta. Escribió un tratado sobre las religiones en pleno siglo XI, cuando en Europa hasta el siglo XIX no se aborda este tema. Su obra más famosa es El Collar de la Paloma, tiene una gran capacidad analítica. En ella hace una reflexión sobre el amor, con fuertes connotaciones autobiográficas. El amor es inmutable, ajeno a la manipulación.

Mantuvo una vida de aprendizaje errante hasta el final de sus días, estos los pasó en el cortijo familiar de Montíjar, donde murió el 15 de agosto de 1064.

Si quiere una experiencia de Córdoba única, el equipo de Amedina Córdoba, estará siempre dispuesto. Consulte nuestras visitas guiadas y tours, o si lo prefiere opte por un guía privado. Nos gusta Córdoba. Le gustará a usted.

Texto: Mar Carmona Balboa.

Lugares de interés cercanos: Patios de Córdoba, Barrio de San Basilio, Puerta de Sevilla, Tumba Romana de Puerta                                                          Sevilla, Torre de Belén, Caballerizas Reales, Alcázar de los Reyes Cristianos

 

phonelink